Rechercher

El Oppidum de Berniquaut

Berniquaut tiene muchas ventajas

Mirador en el Lauragais, Oppidum, senderismo, vuelo libre... jóvenes y mayores se quedarán encantados.


Berniquaut

Más que una montaña

Rodeado por el Valle del Sor y el del Orival, Berniquaut domina la llanura del Lauragais desde sus 568 m de altitud. Su perfil peculiar le permite ser identificado fácilmente con un desnivel abrupto hacia el Sur. Desde la cumbre, podrán distinguir a la vez St-Ferréol, Soreze, el Lauragais.



Desde lo alto de este pico uno se da cuenta de la situación estratégica del lugar que acogió al hombre desde la prehistoria. En efecto es un lugar de instalación para el hombre. Los arqueólogos descubrieron huellas de hábitat del paleolítico superior pero también de un Oppidum galo romano y de principios de la Edad Media.


¡Al aire libre!

Encrucijada de numerosos caminos de senderismo,los aficionados de aire libre podrán aprovechar esta montaña para entregarse a su pasión . A los senderistas les vendrá bien el desnivel, los betetistas se divertirán en el terreno accidentado, los parapentistas apreciarán la brisa que les ayudará a volar. Los escaladores disfrutarán de los acantilados. No pierdans las cuevas de Berniquaut.


Una larga historia

Aquí dejaron los hombres huellas de su paso desde más de 30 000 años. Se instalaron en las cuevas naturales con grandes porches (las cuevas) de la vertiente sur del sitio. Comunidades agrícolas y pastorales se establecen aquí a partir del neolítico.



Los Galos levantaron un terraplén de más de 710 m de largo para mayor protección del "vicus” en latín verdunum: plaza fuerte. Fuera de las actividades agrícolas, la fortaleza controlaba los cambios comerciales de la región. 



El sitio se vació completamente durante la Pax Romana en beneficio de la llanura, luego se repobló con las invasiones bárbaras. Esta fortaleza "merovingienne" y "carolingia" llamada Verdunum perdura hasta el siglo XIII, momento en que se quedó desierta.



Los arqueólogos pudieron sacar vestigios de todos esos periodos a partir de los años 1970 y 1980. Hoy, los aventureros descubrirán fundaciones de la Edad Media, una magnífica panorámica de toda la región y las famosas cuevas de Berniquaut.


Randonnée Berniquaut

01

Unir historia y naturaleza

Una excursión magnífica

Subir hasta la cima de Berniquaut no es difícil. Además de la vista, aprovechen la ocasión para descubrir la historia peculiar del sitio.

02

Una curiosidad natural, un megalito misterioso

La Peira Ficada

Situada arriba Berniquaut, esta losa rocosa está manchada por 86 cúpulas cavadas. Hoy en día nadie sabe explicar el significado de esos huecos.

Hêtre de St Jammes

03

Vestigio medieval y una haya gigantesca

Capilla St-Jammes

El claro de St-Jammes abriga los restos de una capilla pre- romana, bajo el amparo de un haya de más de 450 años. Sus ramas alcanzan los 90 m de circunferencia.